Remedios Naturales | Vida Saludable

La ansiedad es buena, hasta que no lo es: 7 maneras de mantenerla bajo control

“Decir que la ansiedad es algo bueno suena como algo descabellado”, ¿verdad?”, De acuerdo con el Dr. Matthew Mosquera, un residente de psiquiatría en el Hospital de Mujeres Brigham en Boston, MA. “La ansiedad es lo que te empuja a quedarte despierto hasta tarde para completar ese proyecto final, o a levantarte temprano para ir a trabajar”.

La investigación ha sostenido durante mucho tiempo que la ansiedad mejora el rendimiento, pero lamentablemente esto es verdad solo hasta cierto punto. Encontrar un equilibrio entre muy poca y demasiada ansiedad es la clave del éxito.

“Muy poca ansiedad puede conducir a la pereza y la complacencia, pero demasiada es perjudicial para las funciones diarias”, explica el Dr. Mosquera. “Y desarrollar estrategias para encontrar un punto medio saludable de ansiedad es clave para mantenerte con todos los motores encendidos”.

Señales de que puedes estar teniendo demasiada ansiedad

Muchas personas sufren de demasiada ansiedad en Norteamérica, como lo demuestra el incremento de los trastornos de ansiedad. Según un estudio reciente, 1 de cada 4 canadienses sufren de ansiedad en su vida, mientras que los trastornos de ansiedad son ahora la enfermedad mental más prevalente en los Estados Unidos.

Algunas señales de que puedes tener demasiada ansiedad incluyen, entre otros, las siguientes, según el Dr. Mosquera.

  • Eres adicto a la cafeína, los cigarrillos o, a menudo, tienes el hábito de morderte las uñas o las cutículas.
  • Tienes un diálogo  interior muy negativo.
  • Te cuesta dormirte o te despiertas a media noche preocupándote y no te puedes volver a dormir.
  • No planificas bien tu presupuesto, te retrasas o no cumples con los plazos de manera rutinaria.
  • Vives en un estado constante sintiéndote como si hubieras olvidado algo.
  • Recurres al alcohol, la marihuana u otros medicamentos para relajarte.

Es completamente normal experimentar altibajos, pero si te encuentras experimentando ataques de ansiedad con frecuencia, estar consciente de las 7 estrategias que te mencionamos a continuación puede ayudarte a salir adelante y sacar lo mejor de ti.

Siete estrategias de estilo de vida para ayudar a controlar los síntomas de ansiedad

  1. Acepta que no puedes controlarlo todo, y ríete de ello: En primer lugar, pon tu ansiedad en perspectiva: ¿Hacer un berrinche va a ayudar que el teléfono que olvidaste conectar la noche anterior se cargue por arte de magia? Lo más seguro es que no. ¿Pero realmente es eso lo que te está molestando? Probablemente no. Y eso está bien. En lugar de apuntar a la perfección, que no es posible, siéntete orgulloso de lo cerca que te encuentras de ella y trata de reírte cuando las cosas no salen como esperas.
  2. Haz algo que te ayude a vivir el momento, como hacer ejercicio: ¿Tienes alguna actividad o algo que te guste hacer que te ayude a sentirte libre de preocupaciones? Salir a caminar, practicar yoga, escuchar música, jugar al ajedrez, dibujar, salir a correr, meditar o recibir un rápido masaje en tu espalda de 10 minutos puede ser muy útil. La Asociación de Ansiedad y Depresión de América señala que el ejercicio es muy eficaz para prevenir y mantener la aptitud mental, así como para combatir la ansiedad.
  3. Qué y cuándo comes es importante: Saltarse las comidas es demasiado común en estos días. Y el hacer esto causa una disminución en los niveles de azúcar en la sangre del cuerpo. Si se prolonga, esta disminución puede conducir a una mayor sensación de ansiedad e irritabilidad. También es importante evitar la comida chatarra que hace que te vuelvas a sentir  angustiado. Se ha demostrado que los huevos, las bayas, el té verde y el de manzanilla reducen la ansiedad.
  4. Limita el consumo de alcohol y cafeína. Puede que consumas alcohol o cafeína a menudo para reducir la ansiedad porque aparentemente disipa esos sentimientos de ansiedad, pero en realidad los empeora porque reemplaza la capacidad de tu mente para hacerle frente al estrés. Ambas sustancias amplifican los sentimientos de ansiedad que puedes experimentar, agravándolos aún más y posiblemente desencadenando un ataque de pánico.
  5. Descansa lo suficiente. Cuando estás estresado tu cuerpo necesita dormir y descansar más. Si eres un adulto, trata de dormir entre  7.5- 9 horas por noche. ¿No tienes tiempo para dormir 9 horas cada noche? Las siestas energéticas de 20 minutos pueden ser excelentes. La meditación también puede ser reconstituyente. La mayoría de los adultos han tenido problemas para dormir porque se sienten preocupados o nerviosos, pero algunos sufren de insomnio debido a sus malos hábitos de estilo de vida.
  6. Habla con alguien… ¡o algo! En lugar de arrojar algo sobre el control remoto que se pierde en el sofá, hazles saber a tus amigos y familiares que te sientes abrumado. ¿Vives solo? El simplemente procesarlo en voz alta puede ayudar a poner un problema en perspectiva. Las mascotas también son excelentes oyentes, y en la mayoría de los casos, ¡nunca te juzgan!
  7. No hay un momento “perfecto” para vencer la ansiedad, es justo ahora: Es importante reconocer que tu ansiedad no desaparecerá si estás esperando el momento “perfecto” para superarla. No necesitas sentirte especialmente atractivo, saludable, positivo, enérgico o seguro de ninguna otra manera para comenzar. No puedes simplemente esperar que algo o alguien más mejore las cosas. Vencer la ansiedad viene a través de desarrollar una rutina positiva y abandonar viejos hábitos destructivos. ¡El momento es ahora!

Y recuerda, no confundas el estrés con la ansiedad, NO es lo mismo

Por definición, la ansiedad es la sensación de malestar ante un evento venidero. A veces intentamos anticipar el futuro con predicciones negativas que, a su vez, nos hacen sentir impotentes e indefensos.

“Es fácil pensar de forma intercambiable en la ansiedad y el estrés, pero en realidad son respuestas fisiológicas muy diferentes. El estrés es una forma de describir los cambios físicos que ocurren cuando percibes una amenaza. Por lo general, se expresa con enojo o frustración, mientras que la ansiedad es más como vivir constantemente angustiado”. Señala el Dr. Mosquera.

Y recuerda: si pruebas estos consejos pero todavía sientes que no puedes evitar los hábitos destructivos, busca un profesional de la salud con quien puedas hablar y discutir posibles planes de acción.

Deje de pagar de más. Busque cupones y ahorre en sus recetas.

Acceso gratuito e instantáneo a los precios de RX más bajos en farmacias cercanas.


Ex: Lipitor, Gabapentin, etc.

Please fill out all form fields before submitting.