Vida Saludable

QUÉ EL COLOR DE TUS MOCOS REALMENTE DICE SOBRE TU SALUD

¿Alguna vez te has fijado en el pañuelo después de sonarte la nariz de tus mocos? Está bien admitirlo. Todos lo hemos hecho en algún momento, especialmente cuando estamos enfermos y tratamos de autodiagnosticarnos. La ciencia ha demostrado que no debes avergonzarte por examinar el color y consistencia de tu mucosidad.

Bajo circunstancias normales, apenas notamos nuestros mocos. Pero una vez que lo hacemos, por lo general lo consideramos desagradable, molesto y francamente asqueroso.

 En lugar de estar agradecidos por lo que hace el moco por nosotros, rápidamente nos preguntamos por qué hay más o por qué está cambiando de color.

Amigos, respiren tranquilos, porque ésta es una zona libre de mocos. Estás a punto de aprender todo sobre el moco, y lo que su color dice en cuanto a tu salud.

¿Por qué producimos mucosidad?

Resulta que el color de  moco puede darnos una gran pista en cuanto a la salud de tu cavidad nasal.

Le preguntamos a la Dra. Dale Amanda Tylor, pediatra y otorrinolaringóloga general con sede en Fremont, CA, acerca de lo que significan los diferentes tonos del moco y lo que nos dicen sobre nuestra salud.

“La mucosidad ayuda a mantenerte sano e hidratado. El cuerpo produce 1-1.5 litros al día, la mayor parte de los cuales se drenan imperceptiblemente a través de la garganta durante todo el día, evitando que el tejido subyacente se seque o se agriete”, explica la Dra. Tylor.

Formada por agua, proteínas, anticuerpos y sales disueltas, el moco debe ser claro en una persona saludable, según los Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Sin embargo, ¿qué dice tu moco acerca de tu salud cuando es verde, amarillo, marrón o rosado?

Bugui bugui: el color de tu moco lo que dice de tu salud

“El moco brinda protección. Cuando el color de tu moco o su consistencia cambia, realmente revela cómo puede estar haciendo su trabajo”, revela la Dra. Tylor.

Aquí te ofrecemos un desglose de lo que el color de tu mucosidad te puede decir sobre tu salud:

Mocos blancos

Según los CDC, tejidos hinchados e inflamados en la nariz tienden a disminuir el flujo de moco, haciendo que pierda la humedad y se vuelva espeso y opaco.

“Este también puede ser un moco un poco más grueso. Igualmente puede estar presente cuando tienes un resfriado por virus o infección sinusal”, indica la Dra. Tylor.

Moco amarillo

Los CDC señalan que el moco amarillo revela cómo tu catarro o infección viral puede estar progresando. “En el moco se encuentra una enzima que contiene una gran cantidad de glóbulos blancos. Las glóbulos blancos se apresuran a defenderte contra las infecciones microbianas”, añade la Dra. Tylor.

Pero una vez que los glóbulos blancos han batallado contra la infección, se debilitan, son llevados por el flujo de la mucosa, y soplados o expulsados por la nariz o por la boca por medio de la tos. Es común que el moco tenga un tono amarillo, según la Cleveland Clinic.

Moco verde

Si toses moco verde, puede ser una muestra de que tu sistema inmune está luchando contra una infección bacteriana, indican los CDC. Pero no asumas que una infección bacteriana es la única razón por la que se produce el moco verde. Sólo porque es verde, no significa que definitivamente es una infección.

Sin embargo, si continúas tosiendo moco verde durante unos 12 días, los CDC señalan que puede ser buena idea ver a un médico, especialmente si estás afiebrado y tienes náuseas.

Moco rosado, rojo o sangriento

Por lo general, cualquiera de estos colores significa que hay sangre en la cavidad nasal.

“Gran parte del esputo o mucosidad que vemos, se deriva de tener pequeñas cantidades de sangre goteando por la garganta de la parte posterior de la nariz, no de cáncer o una infección grave como neumonía o tuberculosis”, dice la Dra. Tylor.

Una coloración sangrienta a menudo revela que el tejido nasal en la nariz, por alguna razón se ha roto, dicen los CDC.

“A menudo, cuando es realmente seco, especialmente en invierno con tanta calefacción, o en verano con el aire acondicionado, o cuando te soplas mucho la nariz (por resfriados o alergias), o si hurgas tu nariz, estás en un gran riesgo de alguna hemorragia nasal”, señala la Dra. Tylor.

Ella también explica que hay una diferencia entre eso, y el moco sangriento que indica un problema serio.

“El esputo rosado verdadero, especialmente cuando es espumoso, es indicio de una condición rara llamada edema pulmonar, o agua en los pulmones, que puede suceder si tienes insuficiencia cardíaca o después de algunas cirugías”.

Moco marrón

Moco de color marrón puede venir de la sangre vieja, pero también se puede encontrar en los fumadores.

“Puede ser en parte debido al alquitrán o resina al fumar, o incluso a los alimentos que has comido como chocolate o vino tinto o café”, explica la Dra. Tylor.

Mocos negros

Si no eres fumador o usuario de drogas ilegales, los CDC observan que el moco negro puede significar una infección fúngica grave en un individuo con un sistema inmunológico comprometido. Es una buena idea ver a un médico si expulsas moco negro al toser.

¿Cuándo el color del moco me dice que vea a un médico?

Dependiendo de la infección, el trauma y los medicamentos que estás tomando, la Dra. Tylor dice que es normal que el color de tu moco cambie a lo largo de tu vida.

Ella recomienda buscar atención médica si los tratamientos sin receta, u otras opciones como solución salina nasal, no ayudan a proporcionarte alivio.

También es importante recordar que los médicos rara vez usan el moco nasal como un diagnóstico primario de una enfermedad, por lo que es importante que se tengan en cuenta otros síntomas. “Por ejemplo, el flujo de moco sangriento puede ser especialmente grave si alguien también experimenta fiebre y fatiga”, señala la Dra. Tylor.

También agrega que: “Aunque las secreciones de moco verde a menudo se llaman bacterianas o significativas, el color por sí solo no es el determinante. Por ejemplo, los glóbulos blancos que reaccionan a una inflamación importante pueden hacer que el moco sea verde. Simplemente tener exceso de moco espeso también puede hacerlo verde”.

Medicamentos sin receta para el moco espeso

Muchas personas se quejan de la mucosidad con sus médicos, pero la mayoría del tiempo se puede controlar con métodos y medicamentos como guaifenesin (Mucinex), que aclara el moco. La Dra. Tylor observa que estos medicamentos requieren que bebas más agua, o pudieras sentir demasiada resequedad.

“Los antihistamínicos también pueden ayudar a disminuir la cantidad de moco cuando las alergias son la causa. Los descongestionantes como Sudafed pueden ayudarte a respirar mejor abriendo los conductos nasales, pero en realidad pueden espesar aún más tu moco, que es el efecto generalmente opuesto que estás buscando”, dice la Dra. Tylor.

Así que sigue adelante y sé valiente con tus moquitos. Sopla tu nariz, y dale un buen vistazo a ese pañuelo mocoso. Y si alguien te pregunta, dile que lo estás haciendo a favor de tu salud.

Deje de pagar de más. Busque cupones y ahorre en sus recetas.

Acceso gratuito e instantáneo a los precios de RX más bajos en farmacias cercanas.


Ex: Lipitor, Gabapentin, etc.

Please fill out all form fields before submitting.